lunes, 24 de enero de 2011

Kubla Khan o la Visión de un Sueño

Kubla Khan
"Kubla Khan a vision of my dream"

En Xanadú, Kubla Khan ordenó levantar un majestuoso palacio;
allí donde Alf, el río sagrado, corre a través de mil cavernas,
desembocando en un mar abandonado por el sol.
Dos veces cinco millas de tierra fértil, por murallas y torres eran circundada;
y allí veíanse jardines surcados por brillantes arroyos,
en los que florecían filas de árboles perfumados,
y bosques tan apretados como montañas,
encerrando en su seno verdes pasajes sonrientes.

¡Aquella profunda y romántica quebrada que se adentra en la verde colina,
a la sombra de los cedros! ¡Paisaje agreste!
¡Encantado y beatificado como si en otra época, bajo la luna moribunda,
alguna dama hubiese venido a llorar por su demonio amante!
Y de esta quebrada, creciendo en incesante gemido,
como si la tierra respirase hondo,brotase por momentos una fuente tumultuosa;
cuyas lenguas inciertas escupen fragmentos como granizo
o granos que saltan bajo el saco de trigo,
y en medio de estas danzantes rocas,
junto a ellas, saltaba hacia los aires el río sagrado.
Durante cinco millas, por un laberinto trazado,
entre bosques y valles corría el río sagrado,
antes de entrar en las cavernas al hombre inmensurable
y de hundirse tumultuosa en un océano muerto.
En medio de este tumulto, Kubla oyó en la distancia
las voces ancestrales que predecían la guerra.

La sombra del palacio de los deleites flotaba sobre las olas,
y desde él se oían las melodías de la fuente y las cavernas.
¡Milagro de sutil ingenio este resplandeciente palacio con sus cavernas de hielo!

Ví en sueños una doncella, tañendo su instrumento: una doncella abisinia,
tañendo su instrumento y cantando dulcemente en el monte Abora.
¡Ah! Si yo pudiese resucitar de mi memoria su música y su canción,
en tan grave éxtasis me sumirían,
que podría construir con música en el aire aquel palacio.
¡Aquel palacio resplandeciente, aquellas cavernas de hielo!
Y cuantos me oyeran verían ante sus propios ojos, y todos gritarían:
¡Cuidado! ¡Cuidado! ¡Mirad los ojos fulgurantes,mirad su flotante cabellera!
Trazad un triple círculo en torno a él y cerrad los ojos en sagrada reverencia,
pues él se ha nutrido de dulce rocío y bebido la leche del Paraíso.

Samuel Taylor Coleridge (1772-1834)

Kubla Khan  es un poema de Samuel Taylor Coleridge , terminado en 1797 y publicado en Christabel, Kubla Khan, o la Visión de un Sueño en 1816. De acuerdo con el Prefacio, el poema fue compuesto por una noche después de que experimentara  con opio, influenciado en el  sueño después de leer una obra que describe al rey tártaro  Kublai Khan . Al despertar, se dedicó a escribir las líneas de la poesía que llegó a él desde el sueño hasta que fue interrumpido por una inoportuna visita para tratar unos temas de negocios que le retuvo durante unas horas. Cuando regresó a su habitación,  aunque conservaba todavía un recuerdo vago y confuso de las lineas generales de su sueño, todo lo demás se había desvanecido y el poema no se pudo completar de acuerdo a su plan original ya que renunció a intentar terminarlo por total frustración..


1977 el trio canadiense Rush  en el  álbum  A Farewell to Kings   crean  la canción "Xanadu" inspirada en el poema de Samuel Taylor Coleridge.

Neil Peart::
En 1976 yo estaba tratando de escribir una canción inspirada en el ambiente oscuro y sutil psicología de la película Ciudadano Kane, que cuenta con las primeras líneas de Kubla Khan de Samuel Taylor Coleridge. Miré el poema y me vi abrumado por su imaginería y el poder emocional. La canción Xanadu fue tomada por el poema de una manera que nunca ha ocurrido desde entonces.  Me retrató la idea de Coleridge de la inmortalidad como una maldición sombría, es un homenaje a estas líneas del gran alcance de Kubla Khan .

1 comentario:

  1. Los sueños que no se escriben inmediatamente, se los lleva el viento.

    ResponderEliminar