jueves, 17 de noviembre de 2011

El fantastico mundo de Yaroslav Gerzhedovich,

Yaroslav  Gerzhedovich, es un artista ruso de pinturas y dibujos de mística medieval, mucho de su trabajo es tomado con la mitología y la alegoría, mientras que otras piezas son paisajes bucólicos mas tradicional; ofrece una perspectiva única en las modernas artes plásticas.


Las pinturas y dibujos de Yaroslav se unen en una fuerza épica de los detalles, sin embargo, las minucias de los muchos elementos que se mezcla con una sutileza modesta de la perfección.
En el estudio de sus obras, puede que te encuentres perdido en la búsqueda del tema principal de su creatividad.Tal vez lo abarca todo.





















La luz cansada y suave de las pinturas de Yaroslov se suma una calidad única de un tiempo que oscila entre el crepúsculo y el amanecer, corriendo en este espacio armonioso.
Se trata de una vaga luz que nos recuerda de un sueño donde la acción ocurre en un lugar oscuro sólo para ser reconocidos como los detalles de nuestra propia vida.

 
Pero hay algo inquietante y estimulante a la vez, tal vez una noción de secreto de una vida que no hemos vivido de que el nos ha revelado.

  Yaroslav Gerzhedovich


"Yaroslav  Gerzhedovich"

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Bran Mak Morn - Una canción de la raza

Una canción de la raza

Sentado en su alto trono estaba Bran Mak Morn
cuando el dios sol se hundía y el oeste enrojecía;
llamó a una joven con su cuerno de beber,
y le dijo: «Cántame una canción de la raza».

Oscuros eran sus ojos como los mares de la noche,
rojos sus labios como el sol poniente,
en tanto que, como una rosa negra en la luz huidiza,
dejó correr sus dedos como en sueños

sobre las cuerdas de dorados susurros,
buscando el alma de su anciana lira.
Bran sentado inmóvil en el trono de los reyes,
rostro broncíneo cincelado por el fuego del crepúsculo.
Los primeros en la raza del hombre cantó,
de una tierra lejana e ignota vinimos,
desde el borde del mundo donde cuelgan las montañas
y los mares arden rojos con la llama del crepúsculo.
 Somos los primeros y los últimos de la raza,
perdido está el orgullo y adorno del viejo mundo,
Mu es un mito del mar occidental,
por los salones de la Atlántida se deslizan los tiburones blancos.

Como una imagen de bronce, sentado e inmóvil el rey;
jabalinas escarlata asaeteaban el oeste;
rozó las cuerdas y un murmullo emocionado
recorrió los acordes hasta el tono mas alto.

«Escuchad la historia que narran los ancianos,
prometida desde antaño por el dios de la luna,
arrojada a la costa una concha del mar profundo,
esculpida en la superficie una runa mística:»

"Así como fuimos primeros en el místico pasado,
surgiendo de las nieblas borrosas del Tiempo,
así serán los hombres de tu raza los últimos
cuando el mundo se derrumbe", tal decía la rima.
"Un hombre de tu raza, sobre picos que se enfrentan,
contemplará el torbellino del mundo bajo él;
con oleadas de humo lo ve chocar,
la niebla flotante de los vientos que soplan."
 "Polvo de estrellas cayendo para siempre en el espacio,
girando en el remolino de los vientos.
Vosotros, que fuisteis los primeros, sed la última de las
razas, pues uno de los vuestros será el último de los hombres".

En el silencio se arrastró su voz,
y con todo resonó en la penumbra;
sobre los brezales el suave viento nocturno
llevaba el aroma del bosque almizclado.

Rojos labios se alzaron, y oscuros ojos soñaron;
girando vinieron los murciélagos sobre sus alas sigilosas.
Pero la luna dorada se alzó y relucieron las estrellas lejanas,
y el rey siguió sentado en el trono de los reyes.

Song of the race
Robert E. Howard (1906-1936)

martes, 8 de noviembre de 2011

Alexander Petrov - The Mermaid (1997)

La animación de diez minutos creada por Aleksandr Petrov en 1997, es de gran belleza, y que puede ser conquistado por su magia visual, Las imágenes son pinturas al óleo sobre cristal, asistiendo a una maestría poco común. Aleksandr Petrov une de alguna manera las historias de dos poemas de Alexander Pushkin (1819) Rusalka o Rusalki, es una ninfa del río o espíritu de las aguas perteneciente a la mitología eslava..

  
Русалка(Rusalka),
se trata de la historia del discípulo de un monje que se encuentra en la ribera del río cuando es atraído por una mujer muy bella para conducirlo a la muerte. Su propio maestro había traicionado a la mujer casándose con otra y empujándola al suicidio, con lo que se convirtió en una rusalka

domingo, 6 de noviembre de 2011

La leyenda de Saxif D'Aan


Saxif D'Aan era un gran hechicero, uno de los mayores, y una vez se enamoró. Ya es bastante raro que un melnibonés se enamore, en el sentido que otros entienden esa emoción, pero más extraño es que vuelque ese sentimiento en una muchacha que ni siquiera es de su misma raza. Según tengo entendido, su enamorada era medio melnibonesa pero procedía de una tierra que en aquel tiempo era una posesión melnibonesa, una provincia occidental próxima a Dharijor. Saxif la compró en un lote de esclavos que pensaba utilizar para un experimento mágico, pero la separó de los demás, evitándole el destino que debieron padecer los otros.
Saxif la colmó de atenciones y le concedió cuanto pedía. Por ella abandonó sus prácticas, se retiró a una vida tranquila lejos de Imrryr y creo que la muchacha mostró por él cierto afecto, aunque no parece que le amara.
Había entonces otro hombre, llamado Carolak, también medio melnibonés, que se había hecho mercenario en Shazar y que había conseguido el favor de la corte shazariana. Antes del secuestro, la muchacha había estado prometida con el tal Carolak.
Carolak, ya hombre acaudalado y sólo superado en honores por el rey de Shazar, tuvo noticias del destino de la muchacha y juró rescatarla. Llegó a las costas de Melniboné con unos corsarios y, con la ayuda de la magia, buscó el palacio de Saxif D'Aan. A continuación, fue al encuentro de la muchacha, a quien halló por fin en los aposentos que Saxif había destinado a ella. La muchacha, sorprendentemente, se resistió a acompañarle arguyendo que llevaba demasiado tiempo como esclava en el harén melnibonés para readaptarse a la vida de princesa en la corte shazariana. Carolak, al escucharla, se burló de ella y la raptó. Consiguió escapar del castillo, subió a la muchacha a la silla de su caballo y ya se disponía a reunirse con sus hombres en la costa cuando Saxif D'Aan dio al fin con él. Carolak, creo recordar, murió en el encuentro o fue objeto de un encantamiento. Sin embargo, Saxif D'Aan, presa de unos terribles celos y convencido de que la muchacha había proyectado la fuga con su amante, dio orden de que muriera en la Rueda del Caos.
Sus extremidades fueron descoyuntadas lentamente y Saxif permaneció largos días sentado ante ella, contemplándola mientras moría. Le arrancaron la piel a tiras y el conde Saxif D'Aan observó cada detalle del tormento. Pronto quedó de manifiesto que las pócimas y sortilegios empleados para mantenerla con vida ya no surtían efecto y Saxif ordenó que la sacaran de la Rueda del Caos y la acostaran en un lecho. «Bien dijo entonces, has recibido tu castigo por traicionarme y me alegro. Ahora puedes morir.» Y Saxif vio que sus labios, temerosos y cubiertos de sangre seca, se movían ligeramente, y acercó el oído para escuchar sus palabras.Su último gesto fue un intento de abrazar a Saxif. Y sus palabras fueron unas que nunca le había susurrado hasta entonces, por más que él había deseado oírlas de sus labios. La muchacha sólo musitó una y otra vez, hasta exhalar el último suspiro: «Te quiero, te quiero, te quiero». Y luego murió.
Atormentado por ella, el conde Saxif D'Aan dejó Melniboné para no volver jamás.
La historia supone que murió en alguna tierra remota, tratando de compensar lo que había hecho a la única criatura que había amado en su vida.

Michael Moorcock. Marinero de Los Mares Del Destino / ilustración Yoshitaka Amano

martes, 1 de noviembre de 2011

El Funeral de Théodred.



 Théodred  Él es el único hijo varón y heredero del rey Théoden de Rohan.
Su madre, Elfhild , murió en el parto. Théodred creció junto a su primo Éomer y su prima Éowyn, a quienes amaba como hermanos,
Después Théodred fue asesinado en la Primera Batalla de los Vados del Isen.Poco más se sabe sobre Théodred, 

Lamento de Éowyn por Théodred:

"Bealocwealm hafað fréone frecan forth onsended
giedd sculon singan gléomenn sorgiende on Meduselde
þæt he ma no wære his dryhtne dyrest and mæga deorost
Bealo..."
"Una desgraciada muerte ha alcanzado al noble guerrero
Una canción entonarán los apenados juglares
en Meduseld, en donde él ya no está,
a su señor más querido y más amado pariente.
Una desgracia ... "


La muerte de Théodred  En la película, se dice que fue herido en una emboscada, y Éomer se las arregla para encontrar a Théodred entre los muertos después de una batalla. más tarde sucumbe a sus heridas, aunque se sugiere que es asistido por Grima Lengua de Serpiente en su muerte;  pero en el libro fue asesinado durante la primera batalla de la Vados del Isen .

Durante la Guerra del Anillo Théodred era Segundo Mariscal de La Marca, tenía su sede de mando en el Abismo de Helm, y reunía a las tropas del Folde Oeste.Como tal tuvo a su cargo la defensa de los Vados del Isen ante la acción de Saruman de invadir Rohan.
Théodred fue atacado por la espalda. Grimbold vio como las huestes de Saruman atacaban el islote y poco pudo hacer puesto que otra fuerza enemiga llegó a donde estaba él y tuvo que contenerla. Oyó como Théodred demandaba auxilio y dejando la conducción a manos de otro capitán, fue en su ayuda. Al llegar vio como un medio-orco armado con un hacha, descargó un terrible golpe sobre su amigo. Él mismo mato al semiorco, pero hubiese perecido de no ser por la llegada de Elfhelm, que venía con una fuerza de Edoras, y que dispersó a los atacantes del Islote en una lucha corta pero sin cuartel.
En la noche del 25 de febrero del 3019 T. E. finalizó la primera Batalla de los Vados del Isen con la muerte de Théodred en brazos de Grimbold. El ejército enemigo dejó de atacar y se retiró a Isengard, porque había cumplido con el objetivo. A la postre esta estrategia de Saruman resultó un error puesto que de haber seguido la batalla hubiese derrotado por completo a los Rohirrim y evitado que Théoden  se atrincherase en el Abismo de Helm. Hubiera podido enfrentarlo en campo abierto o en Edoras misma y así habría tenido el paso franco a Minas Tirith.