martes, 12 de junio de 2012

Pentensilea

 
 Alan Lee
    Las Amazonas eran  una tribu de mujeres guerreras que  vivían en la cuenca del rio Termodonte. 
En la guerra rivalizaban con los hombres mas fuertes, y se decía que eran hijas de Ares, el dios de la guerra.
    Pentesilea, su joven reina, había dado muerte por accidente a su hermana Hipolita un día en que salieron de caza y una lanza que iba dirigida a un ciervo la alcanzo.Y Pentesilea, amargada por la desgracia pues era grande el amor que sentía por su hermana, no amaba ya a la vida y tan solo  sentía deseos de morir. Pero su muerte debería ser gloriosa y en combate, Tal era la razón por la que ella y las doncellas de su guardia personal se habían alejado de los bosques y los ríos que habitaban y habían de decidido unirse a los  defensores de Troya.
    En cuanto entraron a caballo a la ciudad. el pueblo de Troya  se arremolino en torno a ellas , asombrados al verlas montar, según era costumbre en su país, en lugar de conducir carros de guerra.Pentesilea se destacaba de las otras amazonas como la luna sobre las Estrellas, y  todos se le acercaban y agitaban sus lanzas en señal de bienvenida, le arrojaban flores  bajo su caballo y le besaban los pies.
    Priamo dispuso un gran banquete para celebrar su llegada y le regalo varias copas de oro, vestidos con bordados muy finos y una espada con la empuñadura de plata. Pentesilea, alzando la espada, juro que con ella mataría a Aquiles.

     A la mañana siguiente Pentesilea se levanto y se vistió su reluciente armadura, con la nueva espada a un costado. Cogió todas sus lanzas y su poderoso escudo y tras montar su caballo blanco, flanqueada por doce de sus doncellas, se situó a la cabeza del ejercito Troyano y se lanzo veloz como el viento hacia el campamento griego. De modo que la llanura de Troya, al igual que en otras ocasiones anteriores, volvió a teñirse de rojo como un campo de amapolas.

      Rubens.
     Aquiles Cargo contra Pentesilea y mato a las ultimas guerreras de su guardia. La reina  arrojo una lanza sobre Aquiles, pero reboto en su escudo y cayo despuntada al suelo. Aquiles levanto la enorme lanza que nadie excepto el podía  manejar, y, aunque ella se apresuro a empuñar la espada, le atravesó el bronce labrado del peto y se clavo en el pecho, del que enseguida comenzó a manar sangre. A continuación mato al caballo con una lanza corta, y cabalgadura y jinete murieron al tiempo que  se desplomaban al suelo.
      Pentesilea yacía  sobre el agitado polvo como un álamo joven derribado por el viento. El Casco se le había salido de la cabeza, liberando su brillante cabellera desparramada, Y los griegos que  que se congregaban a su alrededor se maravillaron de su juventud y belleza. y la pena y el dolor embargaron el corazón de Aquiles, que la había matado, y rompió a llorar, lamentando su acción.
 Rosemary Sutcliff  - Naves negras ante Troya

No hay comentarios:

Publicar un comentario