viernes, 25 de julio de 2014

Vellekla.

Nils Bergslien - Jomsvikings_Battle_of_Svolder.~ 1900

“El agudo tirador de arco, sobre el mar extiende amplia su flota,
Pues bien amaba él la tormenta de la batalla:
Bien amaba el jarl desplegar su estandarte de batalla,
Sobre el bien pisoteado campo de batalla
Se levantaba la luna roja de su escudo;
Y a menudo se atrevía el hijo de Eírik
A intentar el combate con el Jarl Håkon ”.

“¿Quien es el hombre que se atrevería a decir
Que el hijo de Sigurd evita la pelea?
Él sacia al cuervo él nunca teme
El canto de la flecha o el vuelo de las lanzas,
Con espada atronadora ataca en la guerra,
Cual Odín terrible; o desde lejos hace volar la lluvia de flechas
Para aumentar la vela de la victoria.
La victoria fue traída sinceramente,
Y muchos combates vikingos tuvieron lugar
Antes de que el libertino de la espada
Fuera señor del país oriental.”

“Alabo al hombre, mi héroe él,
Que en su buen barco recorre el mar,
Como un pájaro de presa, intenta ganar
Roja venganza por su pariente asesinado.
Desde su espada azul la lluvia de hierro
Que congela la vida derramada de nuevo,
Sobre él que toma la vida de su padre,
Sobre él y sus hombres en la lucha.
A Odín fueron conducidas muchas almas,
A Odín fueron entregados muchos valiosos regalos.
Ruidosa se propaga la tormenta sobre el campo de batalla
El hacha repica contra el yelmo, y la espada sobre el escudo”.

Einar SkallaglamVellekla”. 986.

domingo, 20 de julio de 2014

La Escuela de los Dos Sables.


Hablamos de los sables porque es obligación de todos los guerreros, tanto oficiales como soldados, llevar dos sables. Antiguamente éstos se llamaban tachi y katana, o el gran sable y el sable; actualmente se llaman katana y wakizashi; o sable y arma que se lleva al costado. No es necesaria una exposición detallada de los motivos de los guerreros de llevar dos sables. En Japón, la costumbre de los guerreros es llevarlos a ambos lados, tanto si se sabe manejarlos como si no. He llamado a nuestra escuela, Escuela de los Dos Sables, para señalar las ventajas de llevar los dos sables.
En cuanto a la lanza, la alabarda y otras armas, se consideran parte del equipo del guerrero.
En nuestra escuela, lo principal para los principiantes es practicar la ciencia de empuñar los sables, el largo en una mano y el corto en la otra. Cuando la vida de uno está en peligro, se desea utilizar todas las armas de que disponemos. Ningún guerrero querrá morir teniendo sus sables enfundados; sin embargo, cuando se sostiene algo en cada mano, es difícil esgrimir con la misma libertad la izquierda y la derecha; mi objetivo es que os acostumbréis a manejar el sable largo con una mano.Con armas largas como la lanza y la alabarda, no existe ninguna elección; pero el sable largo y el corto son armas que pueden ser manejadas con una mano.
El problema de manejar un sable largo con ambas manos es que no es fácil hacerlo a caballo, y no es adecuado cuando se corre precipitadamente, es difícil en un terreno pantanoso, en campos embarrados, planicies pedregosas, caminos frecuentados o lugares abarrotados.
Cuando se tiene un arco o una espada en la mano izquierda, o cualquier otra arma que se esté manejando, se puede empuñar el sable largo con una sola mano; por ello, manejar el sable largo con ambas manos no es la auténtica vía.
Cuando es imposible golpear a muerte utilizando una sola mano, utilizad entonces las dos manos para hacerlo. Esto no debería exigir un gran esfuerzo. La Escuela de los Dos Sables es un método para aprender a manejar el sable largo con una mano; su objetivo es acostumbrar primero a las personas a manejar el sable largo con una sola mano.
El sable largo le parece pesado e inmanejable a todo el mundo al principio, pero cualquier cosa es así cuando se empieza: el arco es difícil de tensar, y es duro de empuñar la alabarda. En cualquier caso, cuando os familiarizáis con cada arma, os volvéis más fuertes con el arco y adquirís la capacidad de manejar el sable largo. Así pues, cuando alcanzáis el poder del método, se hace fácil de manejar.
Blandir el sable largo con gran velocidad no es la fórmula correcta, como se aclarará en la segunda parte, el Manuscrito del Agua. El sable largo puede ser manejado en lugares espaciosos, el sable corto en lugares reducidos; para empezar, ésta es la idea esencial.
Con nuestra escuela, uno puede ganar con el sable largo y también puede ganar con el sable corto. Por esta razón, no esta determinada la longitud precisa del sable largo. La vía de nuestra escuela consiste en tener el espíritu de obtener la victoria por ambos medios. Es mejor manejar dos sables que un sable largo cuando se está luchando solo en una pelea; también es ventajoso cuando se quieren hacer prisioneros.
 Puntos como éste no requieren ser escritos con detalles exhaustivos; de cada punto pueden inferirse miles de cosas. Cuando hayáis obtenido el dominio de la práctica de la ciencia de las artes marciales, no habrá nada que no veáis. Es necesario reflexionar profunda y cuidadosamente sobre esto.
 Miyamoto Musashi 宮本 武蔵, (1584 - 1645)

jueves, 10 de julio de 2014

Utagawa Kuniyoshi.

 Tamomori tied to a huge anchor ready to cast himself into the sea.
 
Utagawa Kuniyoshi (歌川国芳?) (1797 – 1861) fue uno de los últimos maestros japoneses de la técnica del ukiyo-e en la impresión xilográfica y pertenecía a la escuela Utagawa. Escenas históricas, escenas mitológicas, luchas contra arañas gigantes, esqueletos, sapos, carpas monstruosas, rufianes tatuados, mujeres guerreras, fantasmas macilentos, y luchas desesperadas de samuráis. Todo eso conforma el mundo desarrollado por uno de los grandes del Ukiyo-e, tal vez lo más destacable sean sus series dedicadas a los guerreros y samuráis, obras que nacen a partir del encargo recibido en 1827 de realizar la serie "Tūszoku Suikoden gōketsu hyakuhachinin no hitori" basada en un cuento popular chino. A partir de aquí desarrollará la que tal vez sea su obra más interesante y con mayor influencia, ya que la inclusión de tatuajes en sus guerreros fue una novedad que influenció la moda en Edo.


lunes, 7 de julio de 2014

Las Runas de Odín.

 Howard David Johnson - Odin and Sleipnir

Sé que colgué de ese árbol barrido por el viento,
meciéndome durante nueve largas noches,
herido por mi propia lanza,
ensangrentado para Odín,
yo mismo una ofrenda para mí mismo:
atado al árbol del que ningún hombre conoce
hacia dónde corren sus raíces.
Nadie me dio pan, nadie me dio agua.
Hacia los abismos más profundos me asomé
hasta que avisté las Runas.
Lanzando un rugido las tomé
Para luego caer, aturdido y débil.
Gané bienestar y sabiduría también.
Crecí y me regocijé con mi crecimiento:
de palabra en palabra fui guiado hacia otra palabra,
de una acción hacia otra acción.
 Edda Poética, 1200 D.C.

Durante nueve días el dios nórdico Odín cuelga de Yggdrasil, el árbol de mundo. Cuelga de allí, sacrificado él mismo a sí mismo. Sin comida ni agua, profundamente herido por su propia lanza, soporta las largas noches en el árbol. No es un intento de salvar al hombre de sus pecados. No se está sacrificando a sí mismo para redimir a un mundo pecaminoso. Cuelga del árbol por su propia y libre Voluntad. La imagen nórdica del mundo no incluye la creencia en un pecado original del que el hombre ha de ser salvado. La tradición nórdica no enfatiza a ningún mesias. Hay otras motivaciones tras el sacrificio de Odín. Cuelga de allí por su propio provecho, para ganar sabiduría y poder, en su búsqueda de los mayores secretos del universo, los secretos que atrapa de las profundidades en un grito de extasis.
Odín no es un mesias. Es, en muchos aspectos un dios demoniaco y oscuro, temido por la mayoría de los hombres. Pero es un modelo a seguir- A través de su pertinaz búsqueda de conocimiento y poder podemos aprender los secretos conocidos sólo por él. Odin puede devenir nuestro profesor e iniciador. No nos salvará de ningún pecado. Pero su camino revelará una iniciación mágica de conocimiento y poder. Puede enseñarnos como salvarnos a nosotros mismos de la debilidad y la incertidumbre. Él nos puede mostrar los secretos de las runas
 La palabra runa por sí misma puede darnos una pista de lo que estas son en realidad. En los lenguajes nórdico antiguo y germánico, la palabra runa significa "secreto", "misterio" o "susurro secreto". Las runas no fueron usadas en la forma de escritura normal en un principio, sino como símbolos mágicos o signos para describir diferentes fuerzas y principios en el universo y la existencia humana. Esto signos no son sólo las runas que podemos reconocer en las hileras. En un sentido más profundo, son fuerzas ocultas ilustradas con ciertos signos de escritura, también en galdr (encantamientos), canciones y otras prácticas mágicas. Las runas y las canciones que Odín recibió después de su iniciación en el árbol del mundo son una expresión mágica de las fuerzas ocultas del universo. Así que pueden tener varios significados diferentes. En un aspecto externo, la palabra "runa" denota el signo de escritura del nórdico antiguo; en un nivel más profundo, denota las fuerzas del universo y la espiritualidad oculta completa.
Thomas Karlsson
Uthark - El Lado Oculto de Las Runas.