miércoles, 25 de noviembre de 2015

La sabiduría de Mímir.

 Adrian Smith-.Odin.
Nadie sabía del primer viaje de Freyja a Asgard. Usando su magia, se disfrazó de bruja y viajó a la tierra de los Aesir. Por primera vez en el salón de Odín indignó a los dioses hablándoles una y otra vez de cómo codiciaba el oro, de cómo lo necesitaba. No soportaban oír acerca de tales avaricias y por eso alzaron sus afiladas lanzas y la asaltaron.
Fue perforada por espadas y lanzas y flechas y luego la descuartizaron y arrojaron al fuego. Sentados junto al hogar, los Aesir se mostraron satisfechos por haber librado a los Nueve Mundos de su inmundicia. Por eso se sorprendieron cuando salió del fuego, entera e indemne.
Enojados, la atacaron y empujaron de nuevo a las llamas y, una vez más, ella salió ilesa. Finalmente, abandonó la sala y se dirigió de vuelta a Vanaheim, con una sonrisa en su rostro por los problemas que había causado.
Cuando los Vanir oyeron cómo la habían tratado los Aesir, reunieron sus armas y pronunciaron sus hechizos más poderosos, deseosos de vengar los insultos y las heridas de Freyja. Sentado en su trono, Odín podía ver todo lo que hacían los Vanir. Envió sus dos cuervos a los Aesir, con la orden de prepararse para la batalla.
Y así comenzó la primera guerra en el mundo.
Tras un largo conflicto, los dioses se cansaron de pelear y acordaron una tregua. Intercambiaron líderes como símbolo de buena fe: Frey y Freyja se marcharon a Asgard para vivir con los Aesir y se convirtieron en dos de sus consejeros más queridos y de mayor confianza. Jamás descubrieron el papel de Freyja en el origen de la guerra. Por su parte, los Aesir enviaron al patilargo Honir y al sabio Mímir.
Los Vanir los apreciaron pronto porque, cuando estaban juntos, su consejo era eminente más allá de toda medida. Sin embargo, cuando estaban separados, no se podía contar con que las recomendaciones de Honir fueran tan capaces. Balbuceaba y no decía nada más profundo que «pensaremos en ello».
Los Vanir se sintieron engañados por los Aesir y pretendieron mostrar a los dioses lo que opinaban sobre aquel intercambio. Cayeron sobre el sabio Mímir cuando estaba solo, lo inmovilizaron y le cortaron la cabeza.
Odín la recogió y pronunció las runas sagradas para darle vida de nuevo. Está colocada en la cámara de adivinación para que el Alto la consulte siempre que tenga una necesidad acuciante. Mímir era sabio en vida, pero muerto lo es todavía más…
 Mike Vasich-Loki / 2010.

jueves, 19 de noviembre de 2015

"Viking" (викинг).


"Vikingo" - saga histórica, basada en los acontecimientos de «Los Relatos de Años Pasados». La Primera Crónica Eslava o Crónica de Néstor es la historia del primer Estado eslavo oriental, la Rus de Kiev, y de sus primeros príncipes (Oleg, Ígor, Svyatoslav, Vladímir…) entre los años 850 y 1110.


martes, 10 de noviembre de 2015

EXODE.


EXODE. Una marcha termina, comienza un viaje.
En una tierra de desierto, el último suspiro de una criatura gigante estimula el éxodo de un pueblo entero.

 

lunes, 2 de noviembre de 2015

The Last Kingdom (El último reino)


The Last Kingdom (El último reino)  la saga de novelas históricas escrita por Bernard Cornwell conocida como "Sajones, vikingos y normandos",  está producida por Carnival Films y BBC America, filmada en Hungría y Reino Unido, tendrá ocho episodios y cubrirá alrededor de las dos primeras novelas de la saga. "Northumbria, el último reino " y "Svein, el del caballo blanco"
 la historia de los Sajones y la formación del reino de Inglaterra (entre los siglos IX y X) desde el punto de vista de Uhtred de Bebbanburg, un sajón que queda huérfano debido a los asaltos vikingos y es criado como uno de ellos. A lo largo de la trama, se debatirá entre sus dos herencias culturales, mientras viaja a través de un reino, sumido en la guerra y el engaño político.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Sigurðr.


Cuando un hombre entra en combate, le sirve más un corazón audaz que una espada afilada”.
Sigurðr

El secreto de las grandes cosas
Brynhildr:
“Te traigo cerveza señor del  manzano de las corazas, cortada con fuerza y con gran fama;
está llena de canciones de encantamiento y de runas que curan de buenos ensalmos y de alegres palabras.

Aprende las runas de la victoria si quieres ser sabio, y grábalas en el guardamanos de tu espada,
en el centro de su hoja y en su pomo y pronuncia dos veces el nombre de Týr.

Haz runas de rompiente si quieres salvar en los estrechos los corceles con velas;
grábalas en el estrave y en la pala del timón, y márcalas a fuego en los remos;
no habrá oleaje tan alto ni mar tan profundo que no regreses sano y salvo del mar.

Conoce las runas del habla, si tienes que pagar a un pariente su agravio con odio;
colócalas bien, desordénalas luego, ponlas después todas juntas en la asamblea
cuando la gente comparezca ante los jueces, no faltando ninguno.

Conoce las runas de la cerveza si deseas que la mujer de otro;
la confianza en ella no te engañe, si tú te confías;
grábalas en el cuerno y sobre el dorso de tu mano y márcate en una uña la runa Nauð.

Haz el signo sobre la bebida y te prevendrá contra su daño y pon ajo en el líquido;
Yo sé que entonces nunca tendrás ante ti un hidromiel emponzoñado.

Necesitas saber las runas del auxilio, si quieres salvar a otros y ayudar a las mujeres de parto;
grábalas en las palmas de la mano. Invoca después la asistencia de la Dísir.

Conoce las runas de los miembros si quieres ser curandero y saber reconocer las heridas;
grábalas en un trozo de corteza y en las pinochas del árbol cuyas ramas apunten hacia el este.

Aprende las runas de la razón vera si quieres ser el más inteligente de los hombres;
las leyó, las grabó, las ideó Hroptr.
Se grabaron en el escudo que está ante el dios brillante,
en la cabeza de Alsvinnr y en la rueda que está bajo el carruaje de Hrungnir
y en el bocado de Sleipnir y en las cadenas del trineo.

En la zarpa del oso y en la lengua de Bragi en las garras del lobo y en el pico del águila,
sobre sus alas ensangrentadas y en la cabeza del puente,
en las palmas del parto y en las huellas de la curación.

En el vidrio y en el oro y en la buena plata, en el vino y en la cerveza
y en el asiento de la vǫlva en la carne de los hombres y en la punta de Gaupnir
y en el seno de la bruja, en la uña de la norna y en el pico del búho.

Todas fueron raspadas-las que ya estaban grabadas- y mezcladas con el sacro mjǫðr
y enviadas por anchos caminos: unas están con los albos
algunas con los Æsir  y con los prudentes Vanir, y a algunas las tienen los humanos.

Son las runas del libro y las runas del parto y todas las runas del beber
y las magníficas y poderosas runas para todo aquel que sepa usar,
 a las colocadas en el orden correcto y las intactas para su buena suerte.

Disfruta de ellas si las has aprendido hasta que los regin se desgarren.
Escoge ahora -tienes la ocasión de hacerlo- arce de armas afiladas:
 cantar o callar, considéralo en tu corazón! Todas las cosas están predeterminadas”.

Sigurðr respondió:
“No huiré ni aunque sepa que vaya a morir: no nací cobarde;
tus consejos llenos de afecto a todos los guardaré  tanto tiempo como viva”.

 Estrofas de los Sigrdrífomál (Edda I,).