martes, 31 de enero de 2017

Krákumál.

Arturas Slapsys.
“Las víboras clavaron sus horribles aguijones;
Los reptiles anidaron en mi corazón
Pero pronto, lo juro, la vara de Vider
Se clavará en el pecho de Ella.
La ira de mis jóvenes hijos crecerá,
Al escuchar como murió su padre;
Estos muchachos valientes nunca en paz
Descansaran, hasta que yo sea vengado.” 
“Cese mi dolor! Escucha una voz
Del lugar donde las almas marciales reposan;
Escucho doncellas de la matanza llamar
A quienes me conducirán al palacio de Odín:
Viviendo en sus moradas
Pronto beberé la bebida de los dioses.
Las horas de la vida han pasado;
Muero, pero muero sonriendo:”
Krákumál «La canción de muerte de Ragnar Lodbrok»


domingo, 29 de enero de 2017

LA SOMBRA DE IRMINSUL.

Diseño de portada y maquetación: Jestormbringer.

LA SOMBRA DE IRMINSUL I. El Ocaso de los Celtas.
Los sajones se aprestan a invadir Cornualles. En la ceremonia de Samhain, el año nuevo celta, las cuatro druidesas que forman el corazón espiritual de aquella región, reciben la respuesta a sus plegarias pidiendo ayuda para librarse de sus enemigos.
Gwena, la druidesa que posee la visión y esposa de Llian, el jefe del poblado, deberá introducirse en el campamento que los sajones han instalado en la frontera a la espera de que el invierno termine y puedan por fin conquistarles.
Una vez entre sus enemigos, tendrá que descubrir el punto débil que hay entre ellos y que permitirá a su pueblo salvarse de la inminente aniquilación.
Pero la druidesa tendrá una rival terrible entre los sajones, Elfrida, sacerdotisa y hermana de Redwall, el jefe, conocedora del secreto de Gwena y de sus intenciones que contará con la ayuda del cruel Godwin, aunque Redwall sin quererlo, se convertirá en el protector de la druidesa, ignorando ambos los lazos que les unen, forjados más allá de esta vida.

bridabrigantia@gmail.com

domingo, 1 de enero de 2017

2017.

 Yaroslav Gerzhedovich.
"Aunque vayas a vivir tres mil años o tres mil veces diez mil, recuerda que nadie deja atrás otra vida que esa que está viviendo y tampoco está viviendo otra que no sea la que deja atrás. Se iguala por tanto lo más duradero con lo más breve: el presente es igual para todos, como también lo que muere, y lo que dejamos atrás se manifiesta efímero por igual".
Marco Aurelio (170-180 dc)