sábado, 5 de octubre de 2013

Ouroboros

(Dyas chimica tripartita, 1625)
El "ouroboros" o el dragón que muerde su propia cola muestra el eterno retorno y que el comienzo es el fin y el fin es el comienzo, en lo pequeño está lo grande y en lo grande está lo pequeño, el uno es el todo y el todo es el uno. Aquello que está arriba es como lo que está abajo.
Todos los límites y limitaciones son ilusiones. Sólo las visiones y la fuerza del hombre crean límites. Seguir la propia verdadera voluntad es la única ley. El hombre puede volverse un creador de sí mismo. La realidad está constantemente cambiando. El orden es ilusión. Mediante el movimiento y la acción el hombre logra la vida y la fuerza para crear su vida. El estancamiento lleva a la ruina. Descansar en los brazos del Dragón es seguir la corriente de la fuerza. ( Principios draconianos elementales )

Lo oscuro es lo desconocido, lo que está reprimido de lo consciente. En lo oscuro están los tesoros ocultos del alma. Si encendemos una vela aparece una sombra. Mientras más luchamos por luz, mayor será la sombra que crece detrás de nosotros. En la oscuridad podemos encontrar el miedo. Mediante el confrontar la oscuridad estamos confrontando el miedo y podemos liberarnos de él. Si escapamos a la oscuridad, nuestro miedo crecerá de lo que hay en la oscuridad. La meta es un equilibrio entre lo oscuro y lo luminoso, lo creativo y lo destructivo. (Aforismos Draconianos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario